Palabras en Línea – envío 1

Solución palabra Teca

1. Etimología del sufijo teca y significado genérico en español. Funcionamiento del sufijo.

-Teca es un sufijo femenino del español ( también utilizado con distintos grados de productividad en otras lenguas románicas y germanas),  tónico y derivativo, que cumple la función de anexarse siempre de forma posterior a ciertos lexemas, con el fin de generar nuevas palabras, que puedan ser identificadas gramaticalmente como sustantivos; de origen griego  deriva de θήκη, thēkē, con el significado primitivo de ´caja´, indicando: caja, depósito, lugar para guardar o almacenar algo o donde se realizan ciertas actividades indicadas en el componente inicial. Entonces, toda vez que en español u otras lenguas se cree un sustantivo, gracias a la unión del sufijo –teca o similar a un lexema determinado, se interpretará que el sustantivo/nombre creado sirve para denominar una caja o lugar en donde se deposita un grupo de objetos relacionados entre sí e individualizables, o la colección o recinto en donde se realizan ciertas actividades.

Por ejemplo, la palabra “videoteca” formado por “video” y “-teca”, refiere a  la colección de grabaciones en cintas de video o al local donde se guardan o comercializan cintas de video.

Como –teca interviene en la formación de sustantivos cuenta con accidente de singular y plural: biblioteca/bibliotecas, por ejemplo.

Se debe distinguir el uso anterior,  del correspondiente al sufijo –teca que  utiliza en la formación de gentilicios, especialmente de origen náhuatl derivado de ´-ca´, sufijo para gentilicios, y –´tl´, marca de absolutivo, que ha producido muchos gentilicios y nombres de naciones y lenguas, en particular de Mesoamérica, con formas femeninas y masculinas,   singulares y plurales,  por ejemplo: azteca, tolteca, zapoteca, zapotecas,  zapoteco, zapotecos, etc.

2. Da 5 ejemplos de sustantivos formados por el sufijo teca, no nombrados en el resto de la guía.

Bebeteca: (de bebé y –teca) Sección para bebés que se puede encontrar en muchas bibliotecas públicas. “Las bebetecas no son solo un lugar de juego; sino un espacio de motivación e iniciación de los más pequeños en la literatura, un espacio para desarrollar y estimular sus futuros hábitos lectores. Es un espacio diferenciado para vincular a los bebés y a los padres con la literatura, un espacio adecuado para desarrollar y estimular los hábitos de lectura entre los más pequeños”. (extraido del sitio de la Biblioteca Central de Cantabria).

Biblioteca: (derivado de Biblos y –teca). Se denomina a la colección de libros. El origen del término biblioteca está relacionado con la antigua ciudad fenicia de Biblos (hoy llamada Jubayl, cerca de Beirut), ciudad que comerciaba habitualmente con el papiro, planta que era utilizada como soporte para la escritura. Con el tiempo, especialmente los griegos, empezaron a llamar biblos a los libros y este nombre quedó incorporado a muchas palabras que se refieren a los libros: bibliotecario, bibliógrafo, bibliófilo, entre otros.

Cartoteca: (de carta ‘mapa’ y –teca) Local en que se guardan y conservan mapas ordenados para su consulta, especialmente en instituciones educativas;  colección de mapas. Sinónimo de mapoteca.

Cinemateca/cineteca: (de cine y –teca) lugar donde conservan los filmes para su estudio y exhibición, sinónimo de filmoteca.

Dactilioteca: (del griego ´δακτυλιος´ ´daktýlios´, anillo y –teca) desusado, cofre, caja o baúl en que se guardan los anillos finos, gemas, cuarzos y una variedad de piedras preciosas grabadas y también gabinete en que se conserva.

Discoteca: ( de disco y –teca) colección de discos musicales o sonoros, o lugar donde se baila.

Egoteca: ( de ego: yo y –teca) colección de obas propias.

Filmoteca: ( de film y –teca) lugar donde conservan los filmes para su estudio y exhibición.

Fonoteca: ( del griego ´φωνή, ´phoné´, sonido y –teca) colección o archivo de cintas o alambres magnetofónicos, discos y registros sonoros.

Fototeca: ( de griego ´φωτ-´, ´phōt´, luz y –teca) colección de fotografías.

Genoteca: ( del latín ´genus´, origen, linaje, nacimiento y –teca) colección de clones de AD

Ludoteca: (del fr. ludothèque, y este del lat. ´ludus´ ‘juego’ y ´-thèque´ ‘-teca)  centro de recreo donde se guardan juegos, juguetes y pasatiempos.

 –Mapoteca (de mapa, del bajo latín ´mappa´ mapa, y este del lat. ´mappa´, servilleta pañuelo y –teca) local en que se guardan y conservan mapas ordenados para su consulta o colección de mapas. Sinónimo de cartoteca.

Mediateca (del francés médiathèque, de média ‘medios de comunicación’ y -thèque –teca) Archivo donde se guarda material de distintos temas en soporte informático, audiovisual o de reproducción de sonido.

Micoteca: ( del griego: ´mykēs´, hongo y –teca) Colección científica de hongos, conservados para su estudio.

–  Miniteca (de mini- y discoteca) En Venezuela, grupo de personas cuyo trabajo consiste en amenizar una fiesta con música grabada o también, conjunto de aparatos de sonido, casetes, discos y luces que utilizan los integrantes de una miniteca.

Pinacoteca: (del latín ´pinacothēca´, y este del griego ´πινακοθήκη´ ´pinakothḗkē.. de ´pínakos´, tabla pintada, cuadro y –teca) galería o museo donde se conservan fundamentalmente  pinturas.

Quiroteca (Del latín medieval: ´chirotheca´, y este del griego ´χείρ, χειρός´ ´cheirós´, mano y –teca.)  guante, prenda para cubrir la mano.

–  Videoteca: ( de video y –teca) colección de grabaciones en cintas de vídeo.

Xeroteca ( Acrónimo de xerocopia y esta del nombre de la empresa y marca registrada Xerox que popularizó el empleo de la fotocopiadora y –teca)  Archivo formado por xerocopias, normalmente ordenadas y encuadernadas.

Otros términos y nombres de fantasía creados con el sufijo –teca:

Birroteca: ( del italiano ´birra´, y este del alemán ´Bier´, cerveza y –teca). Local que comercializa cerveza, usualmente artesanal y distintos tipos de comidas para acompañar con cerveza. Sinónimo de cervecería y birrería.

Cañateca: (de caña: vaso, generalmente de forma cilíndrica o ligeramente cónica, alto y estrecho, que se usa para beber vino o cerveza y –teca) Local para tomar cañas (cerveza), con tapeo y/o comidas para acompañar. Sinónimo de cervecería y birrería.

Corototeca: (de “coroto”, americanismo que significa (según la región en donde se lo emplee): objeto cualquiera, cacharro y hasta poder político y –teca)

En Venezuela, La Televisora Nacional transmitió por muchos años el programa “La corototeca de Caremis”, dirigido por el ya fallecido cronista de Caracas, Carlos Eduardo Misle (Caremis). Era un programa ligero en el que Caremis traía objetos cotidianos de la vida de Caracas y Venezuela de antaño, por ejemplo: los primeros daguerrotipos, los utensilios de baño que se usaban a finales del siglo XIX, o algunos juguetes infantiles de época. Invitaba a algún historiador al plató y dialogaban sobre el contexto sociohistórico y los usos de esos “corotos”. Luego, el término pasó a utilizarse como sinónimo de tienda on line de distintos productos, blog y hasta de un museo en memoria de las víctimas del Estado de Caldas en Colombia: https://www.youtube.com/watch?v=wHq4md9e0cM

Craneoteca: (de cráneo, coloquialmente, Persona muy inteligente y –teca) La “La Craneoteca de los genios” fue un programa de radio, creación de Tito Martínez del Box, con libretos de Wimpy, que se emitía los martes y viernes a las 21:00 por Radio Belgrano en Argentina. Tincho Zabala, Marianito Bauzá y Raquel Simari encarnaban a tres “profesores” supuestamente versados en cualquier tipo de especialidad. El conductor era Jorge Paz (“bautizado” así por Fioravanti cuando formaba parte de su equipo, y cuyo nombre real era Jorge De Lorenzo).  Los radioescuchas lo llamaban simplemente “La craneoteca”, y no se tardó en asociar la supuesta sapiencia de sus protagonistas con la de quienes integraban comisiones, comités u otras entidades en las que se tomaba alguna decisión errónea, o se establecía una disposición poco práctica. Y aunque hace más de medio siglo que el programa dejó de emitirse y la mayoría ya no se acuerda de él, todavía se sigue diciendo “la craneoteca del gobierno”, o “la craneoteca de la AFA”, a manera de crítica burlona hacia quienes integran esas entidades cuando cometen errores demasiado evidentes. (Cfr.  https://dias-radio.blogspot.com/2010/11/la-craneoteca-de-los-genios.html )

Paninoteca (del italiano,´panino´, emparedado o sándwich y –teca) lugar público similar a un bar, utilizado para la venta y el consumo de sándwiches, emparedados o bocadillos. Sinónimo de sandwichería.

Ropateca, ( de ropa y –teca) en Barcelona, espacio que se dedica a la venta y promoción del binomio libros-moda.

Salsoteca: (de salsa, género de música popular bailable, con influencia afrocubana y –teca)  Local público al que se va a bailar salsa.

Trapoteca: (de trapos, coloquialmente, prendas de vestir, especialmente de la mujer y –teca). Especialmente en Argentina, local que vende ropa de mujer.

3. Etimología de vinoteca, enoteca, hemeroteca y hoploteca.

Vinoteca: El término deriva del latín, ´vinum´, vino y de –teca, define al lugar donde se guarda una colección de vinos o se comercializan vinos.

Enoteca: El término deriva del griego ´οἶνος´,  ´oînos´ vino y de –teca, define al lugar donde se guarda una colección de vinos o se comercializan vinos y es sinónimo de vinoteca.

Hemeroteca: (del griego ´ἡμέρα´ ´hēméra´,  día y –teca.) define a la biblioteca o sección en que se guardan diarios y publicaciones periódicas.

Hoploteca: El término deriva del griego, ´ὅπλον´, ´hóplon´ arma, y –teca,  define a una colección  de armas antiguas o raras, por lo general de interés artístico o arqueológico.

4. Etimología de apoteca.

Apoteca:  Término que procede del lat. ´apothēca´, y este del griego ´ἀποθήκη´ ´apothéke´, almacén; en español se utilizó para referirse a una farmacia, actualmente está prácticamente en desuso.

5. Etimología e historia de los términos hipoteca y pignorar.

Hipoteca: Término que proviene del  latín ´hypothēca´, y este del griego ´ὑποθήκη´ ´hypothḗkē´ de ´hypo´ (debajo) y –teca; es decir, que la hypo-teka era para los griegos algo que estaba oculto, aquello que se mantenía escondido. Constituía una garantía real (del latín ´res´, cosa, para diferenciarla de las garantías personales) que grava bienes materiales sujetándolos a responder del cumplimiento de una obligación dineraria. El término conserva el sentido de ‘algo que se pone debajo de otra cosa para sustentarla;  en el caso de un préstamo, se refiere a ‘lo que garantiza o sustenta el pago del crédito’. Los romanos fueron los que sentaron las bases del significado actual de hipoteca, muy similar al que ha llegado a nuestros días;  como en muchos otros casos ellos adoptaron fórmulas griegas y las mejoraron.

La operación tenía lógica y evitaba el desplazamiento de la propiedad como garantía del pago de la deuda. Los romanos pensaron que, si el deudor quería percibir el pago de su deuda, no tenía sentido despojar al acreedor de los bienes (por ejemplo, tierras o utensilios para labrar) que podían generar el dinero para poder  devolver el capital solicitado. Usualmente las hipotecas se aplican sobre bienes inmuebles como casas o terrenos.

Pignorar: Término derivado del latín ´pignorāre´ de ´pignus/oris´, prenda, con el sentido de dar una cosa como garantía real del cumplimiento de una obligación. Pignorar es el acto de dar o dejar en prenda, es decir como garantía real mobiliaria. Todas las cosas muebles, susceptibles de ser compradas y vendidas, pueden ser objeto de pignoración, todas pueden ser dejadas en prenda de un préstamo, de un aplazamiento de impuestos, del compromiso de ejecutar una obra, etc. Esas obligaciones principales que garantizan la prenda o pignoración son las que marcaran su devenir. La prenda se constituye para cumplimiento, y si este se produce se extingue la misma.

6. Etimología de caja, cápsula y capsicum.

Caja: Término que deriva del latín  ´capsa´, cofre;  Probablemente haya llegado al español como préstamo (s. XIII) del catalán ´caixa´ o del occitano ´caissa´, procedentes del latín capsa ‘cofre’ especialmente para libros, que sufrió una expansión semántica a ‘recipiente para guardar cualquier cosa’. Refiere a un recipiente que, cubierto con una tapa suelta o unida a la parte principal, sirve para guardar o transportar con seguridad algo en él.

Cápsula: Término que deriva del latín ´capsŭla´,  forma diminutiva de ´capsa´, caja, o contenedor pequeño con tapa. Alude a un cartucho biológicos,  metálico o de plástico cerrado de manera hermética. Tiene muchos significados en medicina, botánica e Ingeniería, por ejemplo: a) Cubierta desabrida y soluble de algunos fármacos; b) Membrana en forma de saco cerrado, que tapiza las superficies articulares de los huesos y contiene la sinovia. c) Fruto seco, con una o más cavidades que contienen varias semillas y cuya dehiscencia se efectúa según el plano que no es perpendicular al eje del fruto. d) Parte de la nave espacial donde se instalan los tripulantes, si los hay. Entre otros.

Capsicum: Neologismo botánico moderno​ que deriva del vocablo latino ´capsŭla´ ‘caja pequeña’, en alusión al fruto, que es un envoltorio casi vacío. Capsicum es un género de plantas angiospermas, nativo de las regiones tropicales y subtropicales de América y que pertenecen a la familia de las solanáceas. Comprende cuarenta especies aceptadas, de las casi 200 descritas,​ herbáceas o arbustivas, generalmente anuales, aunque las especies cultivadas —prácticamente en el mundo entero— se han convertido en perennes en condiciones favorables. De este género provienen los ajíes, pimientos, chiles, etc.

7. Etimología e historia del uso de los términos museo y gliptoteca.

Museo: Término derivado del latín ´musēum´  en tanto lugar consagrado a las musas, edificio dedicado al estudio, y este del griego ´Μουσεῖον´ ´Mouseîon´ con significado similar, tiene el sentido de lugar en que se conservan y exponen colecciones de objetos artísticos, científicos, etc.; Institución, sin fines de lucro, cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición al público de objetos de interés cultural;  Lugar donde se exhiben objetos o curiosidades que pueden atraer el interés del público, con fines turísticos y Edificio o lugar destinado al estudio de las ciencias, letras humanas y artes liberales.

La palabra mouseîon, se aplicó al templo consagrado a las Musas.  En Alejandría,  durante la época de la dinastía Ptolemaica, Ptolomeo I,  funda un complejo con este nombre,  que comprendía un museo científico (con parque botánico y zoológico), salas de anatomía e instalaciones para observaciones astronómicas.

En el mundo romano, museum designaba una espacio particular de una villa donde tenían lugar reuniones filosóficas presididas simbólicamente por las musas.

El contenido semántico y la acepción moderna de la palabra apareció en el Bajo Renacimiento, cuando el humanista Paolo Giovio empleó la palabra museum para nombrar sus colecciones e incluso la puso en el edificio que las albergaba, cerca del lago de Como. A fines del s. XVI, se construyó el primer edificio destinado a exponer una de las mejores colecciones privadas del momento: se trata de la ampliación del Palazzo de Giardino de Sabbioneta, cerca de Mantua. En una gran galería se instalaron estatuas, bajo relieves y bustos. La asociación de la colección con el edificio terminaría determinando la concepción moderna de museo.

La creación del Museo Gioviano se convirtió en punto de referencia para la formación y disposición de las colecciones privadas. Desde entonces, se pusieron de moda las galerías. El Palacio Uffizi sería remodelado por Buontalenti, que transformó el piso alto en una gran galería para disponer las colecciones de los Medici. Otra de las galerías, el Antiquarium, fue mandada realizar por Alberto V de Baviera en su Palacio de Múnich.

Durante los siglos XVII y XVIII, la presencia de galerías fue un hecho en casi todos los palacios, exponiéndose en ellas fundamentalmente pinturas que sustituyeron las antigüedades y retratos anteriores. Destacan las de Viena, Dresde y Düsseldorf, que se convertirían, a lo largo del s. XVIII, en ejemplos de transformación de una colección principesca en museo.

El Museo Ashmolean de Arte y Arqueología, situado en Oxford, abrió sus puertas en 1683, cuando la universidad de dicha ciudad decidió mostrar al público la colección que Elias Ashmole le había legado cuatro años antes. El edificio destinado a alojarla, se convirtió así en el primer lugar de exposición abierto al público de forma permanente. Durante el siguiente siglo fueron inaugurados el Museo Británico en Londres y el Louvre en París.

En 1727 apareció además el término Museographia como título de una obra que Neckel redactó en latín para asegurar su difusión en Europa. Se trata de un tratado teórico con orientaciones sobre clasificación, ordenación y conservación de colecciones que también contiene referencias concretas a la forma de las salas de exposición, la orientación de la luz, la distribución de los objetos, etc.

Luego de la Primera Guerra Mundial (1918) surgió la Oficina Internacional de Museos, la cual estructuró los criterios museográficos cuyos programas y soluciones técnicas están vigentes hoy en día. En 1945 surge el Consejo Internacional de Museos (ICOM), por sus siglas en inglés) y en 1948 aparece la publicación periódica Museum mediante la cual se difunden hasta hoy en día las actividades de los museos en el mundo.

 Cfr https://masdearte.com/especiales/de-mausoleo-espacio-de-investigacion-la-evolucion-historica-del-concepto-de-museo/

Gliptoteca: Término derivado del griego ´γλυπτός´,´glyptós´,  grabado,  ‘esculpido y –teca. Tiene el significado de museo dedicado  a conservar piedras finas grabadas, pero también obras de escultura en general.

La designación gliptoteca fue acuñada por vez primera en alemán (Glyptothek) por el bibliotecario del rey Luis I de Baviera en 1830.

Este término tiene la misma raíz de glíptica, arte o destreza de grabar objetos en piedras sólidas o duras. De entre estos objetos suntuarios se han destacado a lo largo de la historia, los camafeos y placas,  grabados sobre  rocas que tienen la peculiaridad de tener vetas en capas como el ónix, ágata, sardónice, calcedonia, jaspe,  amatista, o sobre una concha de molusco gigante, en particular el Cypraecassis rufa. El resultado es que aprovechando una o varias vetas de un color distinto del general se crea un bajorrelieve en el que el grabado resalta claramente de su fondo, incluso pueden trabajarse varios colores, dependiendo de la calidad de la piedra. Si el grabado se realiza en hueco da lugar a un bajorrelieve rehundido, lo que se denomina entalle, que se utilizaba sobre todo como el sello que se insertaba en un anillo. El camafeo se utilizaba fundamentalmente como adorno personal, tipo broche o colgante, o como objeto decorativo de un mueble.

8. Etimología e historia del uso del término galería.

Galería: Término derivado del bajo latín ´Galilaea´, referido a Galilea, hogar de los gentiles en oposición de Judea.  Galilaea, se denominó al sitio de los templos donde se ubicaban las personas no cristianas ya que no podían ingresar a esos lugares sagrados. Con el tiempo se extendió el significado a los pórticos y espacios alargados que se sitúan como corredores con distinta utilidad y  funcionan para enlazar habitaciones, proporcionar luminosidad, mediar como jardín de invierno, exhibir obras artísticas, entre otras cosas.

De allí, una galería de arte pasó a ser un museo de arte o espacio para la exhibición y promoción del arte, en especial del arte visual, y principalmente la pintura y escultura.

El concepto también es usado, para designar el establecimiento que además de exhibir y promocionar obras de arte, se dedica a su venta, siendo entonces por lo general un espacio más reducido y limitando el periodo de exhibición a un tiempo determinado, pasado el cual se desmonta la “exposición” y se monta una nueva. El oficio y técnica de su gestión se denomina galerismo.

El uso del nombre galleria referido al arte comenzó, como ya vimos,  en Italia referido a la Galleria degli Uffizi construida en Florencia por Vasari en 1560 para alojar la colección de arte de los Medici. De forma similar se denominó la Galleria Borghese para albergar la colección del cardenal Borghese (Flaminio Ponzio).

En Londres recibieron ese nombre la National Gallery (1824) y la Tate Gallery (1897), mientras que en Washington D.C. la National Gallery of Art se abrió en 1937.

9. Etimología e historia del uso de los términos tesoro, atesorar y tesaurizar.

Tesoro:  Palabra derivada del latín ´thesaurus´, y esta del griego ´θησαυρός´, ´thesauros´ con el sentido de depósito o riqueza  proviene del verbo griego ´τίθημι´,  ´tithemi´, yo pongo. Refiere a una cantidad de dinero, valores u objetos preciosos, reunida y guardada; por extensión, a una persona o cosa, o conjunto o suma de cosas, de mucho precio o muy dignas de estimación; además a un conjunto escondido de monedas o cosas preciosas, de cuyo dueño no queda memoria. En los bancos, museos y catedrales, designa  al local donde se guardan dinero, valores u objetos preciosos. Con referencia al tesoro público, se aplica al Organismo del Estado dedicado a la elaboración del presupuesto y a su administración.

Atesorar: Término derivado del prefijo ´a´, procedente del latín ´ad´ acercarse, tender a, y el sustantivo ´thesaurus´, con el sentido de  almacenar, acopiar, amontonar o tener elementos que disponen de un elevado valor  económico y/o simbólico,  de allí: reunir y guardar dinero o cosas de valor; y tener las personas muchas buenas cualidades, gracias o perfecciones. Un uso particular del verbo se da en la expresión “atesorar recuerdos”.

Tesaurizar: Término que procede del sustantivo antiguo ´tesauro´ y este del latín tardío ´thesaurizāre´ y a su vez del griego ´θησαυριζειν´ ´thēsaurízein´, con el significado de atesorar, más el sufijo flexivo ´-izar´ que indica una acción cuyo resultado implica la concreción del sustantivo o del adjetivo primitivo, tiene el significado de conservar, guardar, custodiar, embolsar, ahorrar o reunir cosas o elementos de valor, en lo común dinero o moneda, pero también gemas, piedras, elementos biológicos, palabras, entre otros.

10. Etimología de los términos colección y recolectar.

Colección: Término que deriva del latín ´collectio/ōnis´, reunión de cosas, que a su vez procede del verbo ´collego´, reunir, juntar; tiene  el sentido de reunir un conjunto ordenado de cosas, por lo común de una misma clase y debido a su especial interés o valor. Colección de escritos, de medallas o  mapas; serie de libros, discos, láminas, etc., publicados por una editorial bajo un epígrafe común, generalmente con las mismas características de formato y tipografía; gran cantidad de personas o cosas; conjunto de las creaciones que presenta un diseñador de moda para una temporada, entre otras.

Este término focaliza en el producto de la acción de alguien que recolectar o junta objetos o cosas, se distingue así de reunión,  conjunto o grupo, que también aluden a  cosas o personas que se agrupan.  –Recolectar: Término que proviene del latín medieval,  del supino ´recollectum´ del verbo ´recollectare´, forma frecuentativa formada a partir del verbo ´recolligo´, recoger, reunir, retomar,  sobre la base del verbo  ´colligĕre´.  Tiene en sentido de acopiar, almacenar, amontonar, reunir, juntar, recaudar, atesorar, o acumular elementos o personas de origen diverso, para finalidades del mismo tipo o género;  también segar, recolectar o vendimiar los frutos de una cosecha, esta acepción se puede usar como intransitivo.