Palabras en Línea – envío 2

Solución palabras: apócope y otras letras perdidas

1- Etimología y uso de la palabra apócope.

Las lenguas en su evolución suelen perder sonidos en la composición de sus unidades léxicas (palabras). Este fenómeno fonético tiene múltiples orígenes, en general son sistémicos  y buscan facilitar la producción del sonido (pronunciación) sin impedir la comprensión. Algunos lingüistas han observado que también hay cambios fonéticos esporádicos. Con el tiempo las formas fonéticas de las palabras se instancian por escrito y se consolidan así los cambios fonéticos. En general se denominan a estos cambios: metaplasmos. Esté término  proviene del griego: μεταπλασμός metaplasmós,  formado por μετα.  meta,  más allá y πλασμός plasmós, formación, con el sentido de más allá de la formación [de las palabras], es decir transformación o remodelación de las mismas. Entonces los metaplasmos son procesos que afectan principalmente la forma, secuencia y expresión de las palabras,  se las conoce también como  figuras de dicción y refieren  principalmente a las transformaciones o alteraciones que sufren las palabras debido a la adición, la supresión o el cambio de los sonidos respecto de sus primitivos o de los términos de los cuales proceden.

Los fenómenos metaplasmáticos son de tres tipos y consisten en agregar, quitar o cambiar sonidos/letras/sílabas de las palabras. En la evolución del latín al español se han dado muchos de estos fenómenos que se produjeron por necesidades del habla coloquial y por supuesto por la dialéctica entre el español y otras lenguas, espacialmente las americanas. Todos estos fenómenos históricos y culturales han configurado la forma e identidad actual de la hispanofonía, tal como dice Borges, “un idioma es una tradición, un modo de sentir la realidad, no un arbitrario repertorio de símbolos” (BORGES, Jorge Luis  (1981) Prólogo a El oro de los tigres [ 1972], Obra poética 1923-1977, en Alianza Tres (ampliada), Madrid, Emecé Editores y Alianza Editorial, 2a. ed., pág. 366)

De entre los fenómenos metaplasmáticos hoy consideraremos los que se producen por supresión o pérdidas de  letras o sílabas, los cuales en general,  son cuatro: apócope, aféresis, síncopa y haplología.

-Apócope: Término derivado del latín tardío ´apocŏpe´, y este del gr. ἀποκοπή apokopḗ,  cortar, suprimir, con el sentido de cortado, suprimido. Se define como la supresión de algún sonido al final de un vocablo.

2- Ejemplos de apócopes en español.

Hay muchos ejemplos de apócopes. Muchos surgen de la lengua oral para evitar cacofonías y para facilitar la pronunciación, por ejemplo san, apócope de santo en el caso de nombre masculinos de las personas canonizadas. Su uso no se da en el femenino (Santa Bárbara y no San Bárbara) y para evitar confusiones, cuando el nombre del santo comienza con ´to´ y ´do´, no se apocopa, por ejemplo Santo Tomás, Santo Toribio,  Santo Tomé, Santo Domingo. En relación con esto, es curioso el caso de algunos nombres que absorbieron la t de «santo», como San Telmo, que antiguamente era Sant Elmo, o Santiago, que era Sant Iago. En cambio santo no se apocopa delante de sustantivos comunes Ej, santo día, santo ayuno, etc.

Encontramos apócopes en el caso de algunos adjetivos usados antes de sustantivos masculinos en singular. Por ejemplo:

-Algún por alguno. Ej.  Algún pájaro y no alguno pájaro o algún pájaros, ni tampoco algún galleta.

-Ningún  por ninguno. Ej. Ningún inconveniente y no ninguno inconveniente, ni tampoco ningún silla.

-Un en lugar de uno. Ej Un personaje y no uno personaje, ni tampoco un sala.

-Primer en lugar de primero. Ej Primer grado y no primero grado. En este caso,  en la oralidad,  encontramos restos de uso arcaico con algunos femeninos Ej.  primer temporada, primer casa, primer edad, primer curva, primer mensualidad, primer asamblea, primer cláusula, etc.

-Tercer en lugar de tercero. Ej. Tercer tiempo y no tercero tiempo.  En este caso, en la oralidad, encontramos restos de uso arcaico con algunos femeninos Ej: tercer temporada, tercer curva, tercer mensualidad, tercer casa, etc.. 

Encontramos también apócopes cuando ciertos adjetivos calificativos se anteponen a un sustantivo masculino singular.  Por ejemplo:

-Buen por bueno. Ej. Que tengas un buen día  y no  Que tengas un bueno día, pero sí,  Que tengas un día bueno.

-Mal por malo. Ej. Tengo un mal hábito y no Tengo un malo hábito, pero sí,  Tengo un hábito malo.

Encontramos apócopes de adjetivos delante de sustantivos tanto masculinos como femeninos:

-cien por ciento, aunque un adjetivo acompañe al sutantivo Ej. Cien libros. Cien tristes tigres, Cien árboles añosos/ Cien personas, Cien buenas obras, Cien casas acondicionadas. 

-cualquier por cualquiera Ej. Cualquier mujer, Cualquier buena mujer, Cualquier mujer buena/ Cualquier hombre, Cualquier buen hombre, Cualquier hombre bueno.

-gran por grande. Ej Es una gran reina, pero no Es una reina gran /Es un gran rey, pero no Es un  rey gran.

Encontramos apócopes en el primer adverbio terminando en -mente en listas coordinadas, Ej:

  • Teje sutil y rápidamente y no Teje sutilmente y rápidamente.
  • Llegó rápida y eficientemente y no Llegó rápidamente y eficientemente. Etc

Encontramos apócopes originados en la oralidad y la economía en la pronunciación:

-auto por automóvil

-bici  por bicicleta.

-boli por bolígrafo.

-celu por celular.

-cine por cinematógrafo.

-cole por colectivo.

-cole por colegio.

-compu por computadora.

-cumple por cumpleaños.

-doc por doctor/a, inicialmente en lengua inglesa, de uso extendido también en español.

-filo por filosofía.

-foto por fotografía.

-fray por fraile.

-kilo por kilogramo.

-mayo por mayonesa.

-metro por metropolitano, en relación con el ferrocarril.

-mini por minifalda.

-moto por motocicleta.

-muni por municipalidad.

-otorrino por otorrinolaringólogo.

-peli por película en relación con un film.

-profe  por profesor/a.

-radio por radio receptor o radio emisora.

-seño por señorita,  en el registro estándar escolar.

-subte por subterráneo.

-súper por supermercado.

-tele por televisión. Etc.

Encontramos también apócopes en nombres propios y apodos, que suelen ser formas hipocorísticas, que pueden presentar grafía incierta. Ejemplos:

-Ale por Alejandro/a.

-Bea por Beatriz.

-Colo por Colorado/a.

-Dami por Damián.

-Dani, Dany o Danny por Daniel/a.

-Edu por Eduardo.

-Fer por Fernando.

-Guille por Guillermo.

-Manu por Manuel.

-Mati o Maty por Matías.

-Migue por Miguel.

-Nico por Nicolás.

-Patri por Patricia.

-Pela por Pelado.

-Rafa por Rafael.

-Rober por Roberto/a

-Seba o Sebas por Sebastián.

-Sole por Soledad.

-Tere  por Teresa, etc.

3 – Etimología y uso de la palabra aféresis

          Aféresis: Término que proviene del latín tardío aphaerĕsis, y este del griego ἀφαίρεσις aphaíresis, derivado de ἀφαιρεῖν aphaireîn, retirar, quitar, sustraer, restar. Se dice de la supresión,  pérdida o desaparición de uno o varios sonidos, fonemas o sílabas al principio de algunas palabras, constituyendo un fenómeno de metaplasmo.

4 – Ejemplos de aféresis en español.

Encontramos ejemplos de aféresis en el traspaso de términos grecolatinos al español, especialmente cuando los términos primitivos o patrimoniales comienzan con consonantes o sonidos dobles, como en el caso de ps, pt, gn Ej:

-sicología por psicología.

-soriasis por soriasis.

-seudónimo por pseudónimo.

-tolemaico por ptolemaico.

-nomo por gnomo.

Encontramos ejemplos de aféresis en sustantivos y verbos, muchos debido a la influencia de la oralidad. Ejemplos:

-amá o má  por mamá.

-blog  por weblog.

-bus  por autobús.

-chacho  por muchacho.

-chelo  por violonchelo.

-horita  por ahorita.

-manito  por hermanito.

-mano  por hermano.

-norabuena  por enhorabuena.

-pa por papá.

-pera  por espera.

5 – Etimología y uso de la palabra síncopa.

Síncopa: Término derivado del latín tardío syncŏpa, y este del griego συγκοπή,  synkopḗ, de συγκόπτειν synkóptein, con el sentido de cortar, reducir. Refiere a  la eliminación, supresión, absolución o pérdida de uno o varios sonidos dentro o en el interior de una palabra, vocablo o expresión.

6 – Ejemplos de síncopas en español.

Encontramos ejemplos de síncopa en español, en la conformación de sustantivos y verbos. Ejemplos:

-alante por adelante.

-navidad por nativitas.

-caldo por calidus.

-regla por regula.

-tabla por tabula.

– formas de futuro de ciertos verbos, como cabrás o  habrá, que deberían haber sido, de seguir un modelo regular, *caberás, *haberá, respectivamente

7 – Etimología de haplología.

Haplología: Término que proviene del griego ἁπλόος haplóos ‘simple’ y –logía, de la raíz griega λόγος logos, palabra más el sufijo -ια -ía , con el sentido de expresión o ciencia de lo simple o la simplificación. Refiere a la eliminación de una sílaba semejante a otra contigua de la misma palabra para facilitar su pronunciación. 

8 – Ejemplos de uso de haplologías en español.

Algunos ejemplos de haplologías:

-paralepípedo por paralelepípedo.

-impudicia por impudicicia.

-humedad por *humididad.

-fosfato por *fosforato.

-juricidad por juridicidad.

Antes de imprimir, pensá en tu responsabilidad y compromiso con el MEDIO AMBIENTE.