Palabras en Línea – envío 6

Solución palabras: Devorar, vorágine y otras formas de comer

1 – Etimología de devorar, voraz y vorágine.

Devorar: Término derivado del latín:  devorāre (comer una presa, engullir, devorar), formado por el prefijo de- (dirección de arriba abajo) y vorare (tragar). Refiere especialmente a la acción de comer de un animal, también,  deglutir o alimentarse de su presa;  tragar o alimentarse con ansia y de manera rápida o apresuradamente. Destruir, asolar, devastar, arruinar, destrozar o romper. Consagrar atención ávida a algo;  apremiar violentamente a alguien; obrar con pasión o apetito,  dominar violentamente. Asimismo, recorrer una distancia muy rápidamente.

Voraz: Término derivado del  latín: vorax, -ācis (engullir, devorar mucho y ávidamente), a su vez es un compuesto del verbo: vorare  (comer) y el sufijo: -ax (tendencia o cualidad intensa). Refiere al animal que come mucho o a la persona que come desmesuradamente y con mucha ansia. Por extensión, persona o cosa que destruye o consume rápidamente.

Vorágine: Término derivado del latín: vorāgo, -ĭnis (remolino fuerte en el agua),  compuesto de vorare (tragar, comer), y de un viejo sufijo latino de resultado o agentivo -ago(n)/ -agĭ(n)-. Refiere a un  remolino o torbellino impetuoso o potente que hacen en algunos lugares las aguas del mar, lago e inclusive de los ríos y que devora o engulle. Por extensión, pasión, frenesí o vehemencia desenfrenada o la mezcla de sentimientos catalogados como intensos; grupo, aglomeración o conjunto confuso de hechos o sucesos, así sea de gentes o elementos que tienen el mismo movimiento.

La vorágine, es el título de un libro escrito por el escritor colombiano José Eustasio Rivera.

El concepto de vorágine, por último, aparece en el título de diferentes obras artísticas, como el álbum “Vorágine” de la banda de rock Airbag.

2 – Etimología de comer, manducar, tragar, engullir, ingerir y alimentar.

Comer: Término derivado del latín: comedĕre (comer por completo), formado a partir cum (con, junto, todo) y edō (comer). Refiere a la acción de masticar y deglutir un alimento sólido; ingerir alimento; tomar la comida;  producir comezón física o moral a alguien. También gastar, corroer o consumir algo; Omitir alguna frase, sílaba, letra, párrafo, etc., cuando se habla o escribe; gastar, consumir o desbaratar la hacienda, el caudal, etc. En los juegos de ajedrez, de las damas, etc.: ganar una pieza al contrario.

Coloquialmente,  tragarse algo.

Locuciones que integra el término comer:

-comer vivo a alguien: – Tener gran enojo contra él, o desear vengarse de él.

                                        – Dicho de algunas cosas: Producirle molestia.

                                        -Dicho de algunos animales que pican: Producirle desazón.

-comer y callar: Se usa para dar a entender que a quien está a expensas de otro le conviene obedecer y no replicar

-comerse algo a otra cosa: Anularla o hacerla desmerecer.

-comerse unos a otros: Dicho de personas: Tener discordia entre sí.

-Sin comerla ni beberla: Sin haber tenido parte en la causa o motivo del daño o provecho que se sigue.

-Tener/ no tener alguien qué o para comer: Tener lo conveniente para su alimento y decencia.

Manducar: Término derivado del latín: manducāre  (masticar, comer). Coloquialmente,  comer,  ingerir alimentos.

 –Tragar: Término de etimología discutida,  probablemente del latín: * tragare, relacionado con el griego τράγω: trágo, variante de τρώγω: trōgo (comer, devorar, especialmente tragar un alimento crudo y en origen comer los animales, muy frecuentemente referido en principio al roer) Refiere a la acción de movimientos voluntarios o involuntarios de tal modo que algo pase de la boca hacia el estómago; Coloquialmente, comer vorazmente; absorber, consumir, gastar algo; dicho de la tierra o de las aguas: Abismar lo que está en su superficie. También, dar fácilmente crédito a las cosas, aunque sean inverosímiles. Soportar o disimular algo muy desagradable. Acceder sin convicción a una propuesta. Chocar con un obstáculo; No hacer caso a una señal, a una obligación o a una advertencia: tragarse un semáforo.

En Argentina y Uruguay, estudiar mucho.

En español existen varias locuciones que integra el término tragar:

-No tragar a alguien o algo: Sentir marcada antipatía hacia algo o alguien.

Engullir: Término derivado del antiguo engollir, testimoniado en el s. XV, y primitivamente engolir, formado con en- ( en, dentro) y gola (garganta, y también voracidad), palabra procedente del latín: gula (garganta), con el sentido de lo que ingresa por la garganta o se traga. Refiere a tragar la comida atropelladamente y sin mascarla.

Ingerir: Término derivado del latín:  ingerĕre (ingerir, introducir comida o algo por la boca”) proviene del latín in- (dentro, hacia adentro) y  gerere (realizar).  Refiere a introducir por la boca la comida, bebida o medicamentos.

Alimentar: Término derivado del latín: alimentum (alimento) y este del verbo alere (nutrir alimentar, sustentar), de este verbo derivan también: alto, alumno, adulto, etc. Refiere a la acción de dar alimento a un ser vivo;  suministrar especialmente a un aparato la materia o la energía que precisa para su funcionamiento; servir de alimento a alguien; servir para que algo se mantenga vivo o incremente su intensidad; Suministrar a alguien lo necesario para su manutención y subsistencia, conforme al estado civil, a la condición social y a las necesidades y recursos del alimentista y del pagador. Mantener, fomentar o satisfacer un deseo, un sentimiento o una idea.

3 – Etimología de digestión, digestivo y digerible.

Digestión: Término derivado del latín: digestio/-ōnis. (dividir, separar) del verbo digerere, compuesto por el prefijo di- (divergencia / separación múltiple) y gerere (hacer, llevar acabo). Refiere a la acción y efecto de digerir: convertir en el aparato digestivo los alimentos en sustancias asimilables por el organismo.

Digestivo: Término derivado del latín tardío: digestīvus (digestivo),compuesto de di- (separación) gestum (supino del verbo gerere, realizar) y el sufijo –ivo (relación). Refiere a una operación del organismo o de una parte de él: que atañe a la digestión; que es a propósito para ayudar a la digestión.

Digerible: Término derivado del verbo digerir y el sufijo –ble (sirve para formar adjetivos a partir de cualquier verbo al que se añada, con el significado de ‘capacidad o posibilidad’) Refiere a algo o alguien que puede ser digerido.

4 – Etimología de dieta.

Dieta: Término derivado del latín: diaeta (régimen, dieta) y este del griego δίαιτα, díaita (manera de vivir, régimen de vida). Refiere al conjunto de sustancias que regularmente se ingieren como alimento; control o regulación de la cantidad y tipo de alimentos que toma una persona o un animal, generalmente con un fin específico;  régimen que se manda observar a los enfermos o convalecientes en el comer y beber, y, por ext., esta comida y bebida. También, privación completa de comer.

Diferentes tipos de dietas:

+Dietas hipocalóricas: Las más populares y comunes son las dietas hipocalóricas, aquellas que tienen como objetivo bajar de peso a través de una alimentación con pocas calorías. Se trata de darle al organismo una cantidad menor de energía (calorías) de las que él consume a lo largo del día. De esta forma, se crea una restricción calórica y al cuerpo no le queda otro remedio que recurrir a la grasa acumulada para sustentarse. Este tipo de dieta no excluye ningún alimento, aunque sí limita y reduce su consumo. Además, amplía la ingesta de vegetales y frutas.

+Dietas hipercalóricas: Son menos comunes. Es importante que este tipo de dieta esté bajo la supervisión de un profesional de la nutrición, de manera que la persona consuma los alimentos adecuados y no piense que comer grasas y azúcar es sinónimo de engordar (con esto lo único que se consigue es empeorar considerablemente el estado de salud). La dieta hipercalórica debe ser rica en nutrientes y contener elevados niveles de calorías como los que se encuentran presentes en el aceite de oliva, en los frutos secos y en determinadas carnes y pescados. Además, al contrario de lo que se suele pensar, esta dieta debe combinarse con actividad física. Preferiblemente se debe optar por ejercicios de musculación y evitar todos aquellos que activen el metabolismo y quemen grasas (running, spinning…)

+Dieta basal o equilibrada: Son aquellas que no tienen como objetivo modificar nuestro peso, sino mantenerlo de forma saludable y equilibrada. A esta dieta pertenece, por ejemplo, la popular dieta mediterránea. Se conoce como dieta mediterránea por tener su origen en los hábitos nutricionales del sur de Europa los cuales incluyen países como Grecia, España o Italia. Se trata de una dieta que promueve el consumo variado de alimentos, dando prioridad a las frutas, hortalizas, cereales, pescado y carne. Uno de sus elementos fundamentales es el aceite de oliva, una gran fuente de grasas insaturadas. Esta dieta sugiere cocinar a la plancha, hervido o consumir los productos crudos y frescos.

+ Dietas de proteínas: Ya sean para reducir el nivel de proteínas (hipoprotéicas), indicadas en caso de sufrir enfermedades renales o para aumentarlo (hiperprotéicas), a las que se recurre en caso de problemas como anorexia, malnutrición, etc.

+Dietas cetogénicas: Existen varias modalidades de esta dieta, que carece principalmente de glúcidos o azúcares, sustituyéndose por proteínas o lípidos. Se suelen emplear en caso de enfermedades como la epilepsia u obesidad. Una de las más conocidas es la dieta Atkins.

+Dieta disociada: Estas dietas tienen como fin el adelgazamiento a través de diversos métodos. Se basan en consumir un solo tipo de nutriente durante un periodo de tiempo, ya que asumen que de esta forma se obliga al cuerpo a consumir las grasas acumuladas.

+Dieta sin gluten: Los celíacos son las personas que sufren intolerancia al gluten, uno de los componentes presente en muchos cereales; esta dieta sustituye estos alimentos por otras alternativas. Similares técnicas se usan en caso de otras alergias alimentarias.

+Dieta orgánica: Como su nombre indica, este tipo de dieta se basa principalmente en consumir alimentos orgánicos. Es decir, las personas excluyen de su alimentación productos procesados, químicos, aditivos, pesticidas, fertilizantes, hormonas y transgénicos y los sustituyen por otros cuyo proceso de cultivo es totalmente natural. Al realizar esta dieta se rechaza cualquier componente tóxico y agresivo que contamine la tierra y el producto que genera esta debido a que se considera perjudicial para la salud. Si bien es cierto que esta dieta se considera una utopía ya que en la actualidad los productos procesados, con altos niveles de sal, azúcar y grasas transaturadas se encuentran en prácticamente cada rincón que pisamos.

+Dieta vegetariana: Las dietas vegetarianas son aquellas en las que se eliminan por completo los alimentos de origen animal y se consumen únicamente productos de origen vegetal. Esta dieta, por tanto, está basada principalmente en legumbres, frutas, verduras, hortalizas, semillas, granos y soja. Algunas dietas vegetarianas incluyen lácteos y huevos y se denominan ovolacteovegetarianas

+Dieta vegana: La dieta vegana es similar a la vegetariana, con la diferencia de que es más estricta y restrictiva. De ella no solamente se eliminan los alimentos de origen animal, sino también los derivados de ellos. Es decir, las personas veganas no consumen carne, pero tampoco lácteos, huevos o miel, por ejemplo. La mayor parte de las veces, este tipo de dieta no se pone en práctica por cuestiones alimenticias o de salud, sino que muchas personas la realizan por motivos éticos o medioambientales.

+Dieta macrobiótica: Esta dieta toma como base las rutinas de alimentación que siguen los japoneses, entre ellos, los de la isla de Okinawa. Se trata de eliminar los alimentos azucarados, las grasas y los fritos e incluir la ingesta de pescado, fruta y verdura. (Cfr: https://www.diariofemenino.com/articulos/dieta/que-es-una-dieta-tipos-de-dieta/)

Dieta también se denomina a la Asamblea legislativa en algunos países. Además, también se entiende por dieta a la percepción económica que reciben los legisladores por el desempeño de sus actividades.

5 – Etimología de desayunar, almorzar, merendar y cenar.

Desayunar: Término compuesto por el prefijo des- (vuelta a una situación, acción inversa o salida de)  y ayunar, derivado del verbo latino: ieiunare (abstenerse de comer), con el sentido de tomar una merienda en la mañana después de haber dormido. Refiere a la acción de tomar el desayuno; tomar algo como desayuno. Por extensión, tener la primera noticia de un suceso o un acontecimiento que se ignoraba.

Almorzar: Término derivado probablemente del latín vulgar: admordiare, y admordium (almuerzo), compuesto por el pefijo ad-  (hacia) y el verbo latino mordere (morder), referido a una comida ligera que se tomaba por la mañana. Refiere a la acción de tomar el almuerzo.

Merendar: Término derivado del latín: merendāre y merenda, procedente del gerundivo del verbo merere (merecer).  Este vocablo es propio del lenguaje militar y designaba, bien una comida de mediodía o bien de la tarde que se distribuía a los soldados como parte de la merecida retribución por su acción. Refiere a la acción de tomar algo en la merienda; Comer al mediodía.

Cenar: Término derivado del latín: cenāre que en período clásico, refería a la última comida tomada al final o cerca de las últimas horas de luz del día. Remite a la acción de tomar la cena o de comer en la cena una cosa.

6 – Etimología de nutrir, nutritivo y nodriza.

Nutrir: Término derivado del latín: nutrīre (nutrir, alimentar).  Refiere a aumentar la sustancia del cuerpo animal o vegetal por medio del alimento, reparando las partes que se van perdiendo en virtud de las acciones catabólicas; aumentar o dar nuevas fuerzas en cualquier línea, especialmente en lo moral; llenar, cargar, colmar.

Nutritivo: Término derivado del latín tardío: nutritivus (nutritivo, sustancioso), a su vez del latín nūtrītus, del verbo: nūtrĭre, (capaz de alimentar o nutrir). Refiere a aquel o aquello capaz de nutrir.

Nodriza: Término derivado del latín: nutrix/-īcis, (la que amamanta) , nutriciay del plural neutro del nombre nutricium, nutricia (cargo u ocupación de nodriza). Refiere a la mujer que amamanta a una criatura ajena. También, buque o avión que sirve para abastecer de combustible a otro u otros.

7 – Etimología del sufijo -voro. Ejemplo de términos compuestos por –voro.

La terminación – voro del latín vorare que significa devorar, es un elemento compositivo de tipo sufijo usado en español como sustantivo indicando qué clase de dieta tiene un ser vivo determinado. La siguiente es una lista de vocablos terminados en -voro, indicando de qué clase de dieta se trata.

Aerívoro: animal que se alimenta del aire.

Aurívoro: se dice del que codicia el oro en exceso.

Carnívoro: animal que se alimenta de carne.

Detritívoro: animal que se alimenta de detritos (materia en descomposición).

Fucívoro: animal que se alimenta de algas.

Folívoro: animal que se alimenta de hojas.

Frugívoro: que se alimenta de los frutos de las plantas.

Granívoro: animal que se alimenta de granos.

Herbívoro: animal que se alimenta de vegetales.

Insectívoro: animal que se alimenta de insectos.

Omnívoro: animal que se alimenta de todo tipo de alimentos.

Piscívoro: animal que se alimenta de peces.

8 – Etimología del sufijo -fagia. Ejemplos de términos compuestos por -fagia.

fagia: Sufijo derivado del griego: -φαγία, de φαγεῖν. phageîn, (comer). Indica: relativo al comer o a la comida. Presenta la variante “-fago” (esófago, antropófago, litófago, etc.)

Ejemplos de sufijo -fagia:

Adefagia: hambre voraz e insaciable

Aerofagia: exceso de aire en el estómago (por ejemplo cuando se come rápido)

Antropofagia: que se comen a otros humanos

Autofagia: trastorno que consiste en comerse su propia carne

Bacteriofagia: que se alimenta de bacterias (por ejemplo las células fagocíticas)

Coprofagia: sinónimo de escatofagia

Disfagia: que tiene dificultad para tragar alimentos (por ejemplo con amigdalitis)

Escatofagia: que come excrementos (trastorno común en perros)

Filofagia: que le encanta comer

Fitofagia: que come plantas

Foliofagia: que come hojas

Geofagia: trastorno que consiste en comer o morder tierra

Hematofagia: que se alimenta de sangre (por ejemplo los mosquitos)

Hipofagia: consumo de carne de caballo o que come por debajo de lo normal

Monofagia: que se alimenta de un único tipo de comida

Necrofagia: que come animales muertos (por ejemplo los animales carroñeros)

Odinofagia: dolor al tragar líquidos (por ej. a causa de la amigdalitis o faringitis)

Ofiofagia: que come serpientes

Oligofagia: que se alimenta de una dieta poco variada

Onicofagia: costumbre de comerse las uñas

Oofagia: que come huevos

Polifagia: que se alimenta de muchos tipos de alimentos

Xilofagia: que se alimenta de madera (por ejemplo las termitas)

9 – Etimología de glotonería, empalagar, empachar e indigestar.

Glotonería: Término derivado de  del latín: glutto/nis (tragón o voraz, que come con ansia) y el sufijo –ería (cualidad o característica, también como acción o dicho). Refiere a la acción    de comer con exceso y con ansia; cualidad de glotón.

Empalagar: Término derivado del latín: pelăgus ( alta mar), y este del gr. πέλαγος, pélagos (extenso) más el prefijo en-. Refiere a la acción de encharcar un terreno o formar en él un remanso grande de agua y por extensión, dicho de un alimento indigesto: Molestar en el conducto digestivo y,  dicho de una comida, principalmente si es dulce: Fastidiar, causar hastío.

Empachar: Término que deriva del francés: empêcher (impedir), formado sobre el antiguo francés empedechier, (trabar, estorbar). Tiene el sentido de producir indigestión, 

Indigestar. Término derivado del latín tardío:  indigestus (no digerible, desordenado). Refiere a un alimento o a una comida que no sienta bien; dicho de una persona: No agradarle a otra por algún motivo.