Palabras en Línea – envío 9

Solución palabras: Teatro, danza y otras formas del espectáculo.

1 – Etimología de jardín, flor, floricultor, florería, floristería y florero.

Jardín: Término derivado del francés jardin, diminutivo del francés antiguo jart ‘huerto’, y este del franco *gard ‘cercado’, con el sentido de terreno donde se cultivan plantas con fines ornamentales.

Existen varios tipos de jardines:

Jardín botánico: Terreno destinado para cultivar las plantas que tienen por objeto el estudio de la botánica.

Jardín de infancia/de infantes/ de niños, maternal: Escuela, establecimiento o sección destinada a educar  niños pequeños, usualmente de cuatro a cinco años.

Jardín zoológico: Parque en el cual se crían y exhiben animales.

Se denomina El jardín de las delicias al tríptico del pintor neerlandés Hieronymus Bosch (el Bosco), pintado al óleo hacia 1490 o 1500, sobre tabla de madera de roble de 220 × 389 cm, compuesto de una tabla central de 220 cm × 195 cm y dos laterales de 220 cm × 97 cm cada una (pintadas en sus dos lados) que se pueden cerrar sobre dicha tabla central. Cuando permanece cerrado, contemplamos dos paneles en que se representa el tercer día de la creación; al abrirlos, los tres paneles interiores representan el paraíso, la vida terrenal (el jardín de las delicias) y el infierno. Se encuentra en el Museo del Prado desde 1939.

Se conoce como Jardín de las Tullerías (en francés, jardin des Tuileries), a veces llamado Jardines de las Tullerías, al parque público parisino localizado en el  Distrito 1, entre el Louvre y la plaza de la Concordia. Fue creado por Catalina de Medicis, a partir de 1564, como jardín del palacio de las Tullerías —antigua residencia real e imperial,  hoy desaparecida— en el emplazamiento de unas antiguas tejeras que le dieron su nombre (en francés, tuile). Finalmente se abrió al público en 1667 y se convirtió en un parque público después de la Revolución Francesa.

El Jardín de las Hespérides era en la mitología griega,  el huerto de Hera en el oeste, donde un único árbol o bien toda una arboleda daban manzanas doradas que proporcionaban la inmortalidad. Los manzanos fueron plantados de las ramas con fruta que Gea había dado a Hera como regalo de su boda con Zeus. A las Hespérides se les encomendó la tarea de cuidar de la arboleda, pero ocasionalmente recolectaban la fruta para sí mismas. Como no confiaba en ellas, Hera también dejó en el jardín un dragón de cien cabezas llamado Ladón como custodio añadido. Este maravilloso jardín estaba ubicado en un lejano rincón del occidente, que la tradición mayoritaria situaba cerca de la cordillera del Atlas en el Norte de África al borde del Océano que circundaba el mundo.

Jardín de Meteoros es una popular serie taiwanesa basada en el manga japonés «Hana Yori Dango» de Yoko Kamio.

Flor: Término derivado del latín flos/floris. Que hace referencia a la parte de las plantas en la que se encuentran los órganos reproductores. El significado de esta palabra se proyecta en contextos del lenguaje muy distintos como metáfora de las cosas bellas o jóvenes, como nombre propio, como símbolo en la tradición heráldica, etc. El núcleo etimológico, flos, es compartido en palabras con referencia en latín como: flora (en Flora, haciendo homenaje además a la diosa del mismo nombre), desflorar (en deflorāre) o floral (en florālis).

En la civilización romana se incorporaron las divinidades de los griegos. Así, la diosa griega Cloris se transformó en Flora. Se trata de una bella doncella que era representada con flores en el cabello y en su vestimenta y que tenía la costumbre de obsequiar a los hombres con un poco de miel; simbolizaba el eterno renacer de la naturaleza y en su honor se realizaban unos festejos populares conocidos como Floralia o juegos florales (ludi floreales). Esta festividad tenía lugar entre los últimos días de abril y los primeros días de mayo y el objetivo de la misma era ensalzar la dimensión lúdica y sensual de la existencia.

Para referirnos a un conjunto de personas que conforman un colectivo selecto o privilegiado decimos que se trata de la “flor y nata de la sociedad”. Cuando un acontecimiento ocurre durante un breve periodo de tiempo y causa una gran sensación de manera fugaz afirmamos que es “flor de un día”. Si alguien se muestra especialmente sensible puede decir que “tiene los nervios a flor de piel”. Si una persona es la mejor dentro de un grupo, se podría afirmar que es la “flor de la canela”.

En el refranero español son abundantes las referencias a esta palabra: “Abril trae flores y mayo se lleva los honores”, “en enero flores, en mayo dolores”, “mucha flor en primavera, buen otoño nos espera” o “flor sin olor, le falta lo mejor”. Cfr. https://etimologia.com/flor/

-Floricultor: Término formado con raíces latinas y significa “el que cultiva  flores”. Sus componentes léxicos son: flos, foris (flor), colere (trabajar y cuidar la tierra para producir plantas), más el sufijo -tor (agente, el que hace la acción).

-Florería:    Término formado con raíces latinas y significa “Tienda de flores. Floristería”. Sus componentes léxicos son:  flos, floris (flor)  más el sufijo -ería  (lugar donde se vende, cualidad o característica y pluralidad o colectividad).                                 

-Floristería:  Término formado por raíces latinas y sus componentes léxicos son:  flos, floris (flor)  más los sufijos -ista (ocupación, profesión) y -ería  (lugar donde se vende, cualidad o característica y pluralidad o colectividad) Refiere a la  tienda donde se venden flores y plantas de adorno.

Florero: Término formado por raíces latinas y sus componentes son: flos, floris (flor) más el sufijo -ero (pertenencia)   con el sentido de “lugar donde se guardan flores”.

Por ser un florero un vaso u objeto inmóvil, se utiliza la locución: Ser un florero o estar de florero, con el sentido de estar inmóvil o de adorno, sin protagonismo.

2 – Etimología de acacia, alhelí, amapola, azalea, anémona y azucena.

Acacia: Término derivado del griego άκακία de akis, akidos (punta, aguijón), debe su nombre a las espinas que tienen algunas de las 1.200 especies de este árbol o arbusto de la extensa familia de las mimosáceas.  

-Alhelí: Término derivado del árabe hispano: alhayrí con el mismo significado. Planta europea, de la familia de las crucíferas, que se cultiva para adorno, y cuyas flores, según sus variedades, son sencillas o dobles, blancas, rojas, amarillas o de otros colores, y de grato olor.

-Amapola: Término derivado del árabe hispano: habapaura, y este a su vez  formado del árabe habb (semilla) y del latín: papaver (amapola común y planta adormidera de donde se extrae el opio). Planta anual de la familia de las papaveráceas, con flores rojas por lo común y semilla negruzca. Es sudorífica y algo calmante.

Azalea: Término derivado del griego ἀζαλέος, azaleos (seco), aparentemente, referido al terreno en el que crece la planta. Árbol pequeño de la familia de las ericáceas, originario del Cáucaso, de unos dos metros de altura, con hojas oblongas y hermosas flores reunidas en corimbo, con corolas divididas en cinco lóbulos desiguales, que contienen una sustancia venenosa.

-Anémona: Término derivado del griego: ἀνεμώνη,  anemṓnē (probablemente “vanidad”, por su vistosidad). Planta herbácea, de la familia de las ranunculáceas, que tiene un rizoma tuberoso, pocas hojas en los tallos, y flores de seis pétalos, grandes y vistosas. Se cultivan diferentes especies, con flores de colores distintos.

-Azucena: Término derivado del árabe  hispano: asussána y este del árabe clásico: sūsanah (flor de la familia del lirio); del árabe derivan dos nombres femeninos, Azucena y Susana. Planta perenne de la familia de las liliáceas, con un bulbo del que nacen varias hojas largas, estrechas y lustrosas, tallo alto y flores terminales grandes, blancas y muy olorosas.

3 – Etimología de begonia, belladona, betónica,  borraja, bromelia y buganvilla.

Begonia: Término derivado del francés: bégonia,  a su vez del apellido Bégon, referido a Michel Bégon  (1638–1710), gobernador francés de Santo Domingo y promotor de la botánica.  Planta perenne, originaria de América, de la familia de las begoniáceas, de unos 40 cm de altura, con tallos carnosos, hojas grandes, acorazonadas, dentadas, de color verde bronceado por encima, rojizas y con nervios muy salientes por el envés, y flores monoicas, con pedúnculos largos y dicótomos, sin corola y con el cáliz de color de rosa.

-Belladona: Término derivado del italiano:  belladonna, formado por  2 palabras: bella (bella) y donna (mujer). Esta planta contiene un alcaloide llamado atropina, el cual  fue utilizado por las mujeres de las cortes italianas de los siglos XVI al XVIII, antes de acudir a los bailes de la nobleza, para dilatar sus pupilas y lucir así más atractivas. Planta perenne de la familia de las solanáceas, muy venenosa, que se utiliza también con fines terapéuticos por contener atropina.

Betónica:  Término derivado del latín: betónica/vetonica/vettonica (con el mismo significado) Planta de la familia de las labiadas, como de medio metro de altura, con tallo cuadrado y lleno de nudos, de cada uno de los cuales nacen dos hojas, y de flores moradas y alguna vez blancas. Sus hojas y raíces son medicinales.

Borraja: Término derivado del catalán: borratja, y este del latín no clásico: borrāgo/-ĭnis  (nombre latino vulgar de la planta). Planta anual de la familia de las borragináceas, de 20 a 60 cm de altura, con tallo grueso y ramoso, hojas grandes y aovadas, flores azules dispuestas en racimo y semillas muy menudas. Está cubierta de pelos ásperos y punzantes, es comestible y la infusión de sus flores se emplea como sudorífico.

Existe el refrán: Quedar algo en agua de borrajas referido a una cosa o asunto de poca o ninguna importancia, especialmente cuando en un principio parecía tenerla.

Bromelia Término derivado del apellido del botánico sueco Olaf Bromelius (1639–1705). Refiere a las plantas de hábitos terrestres, herbáceas, litófitas, que crecen sobre piedras o bien son epífitas que se desarrollan sobre árboles, cactus, etc. acaulescentes a cortamente caulescentes, rizomatosas o estoloníferas; plantas hermafroditas, de hojas arrosetadas y usualmente sin tallo, gruesamente armadas. Inflorescencia sésil o escapífera, pinnada o fasciculado compuesta (simple), sublaxamente alargada a subcapitada; sépalos libres o rara vez connados; con pétalos libres, carnosos.

Buganvilla:  Término derivado del apellido de Louis Antoine de Bougainville (1729-1811), marino y explorador francés que introdujo la planta en Europa desde Brasil. Planta del género Bougainvillea, conocido popularmente como buganvilla o bugambilia, es un género de la familia Nyctaginaceae, con 18 especies aceptadas de las 35 descritas. Es nativo de Sudamérica y ampliamente cultivado en regiones tropicales y subtropicales.

4 – Etimología de cala, caléndula, camelia, campánula, clavel,  cardo,  ceibo y crisantemo.

Cala: Término proveniente del latín científico: calla y este del griego: καλλος, kalos (bello). Planta ornamental perteneciente a la familia de las Aráceas, propia de suelos húmedos, con hojas radicales, pecíolos largos y flor blanca en forma de copa.

Caléndula: Término proveniente del latín científico: caléndula (referido a los meses), llamada así porque su período de floración dura meses; sus componentes léxicos son: calenda (primer día del mes), más el sufijo -ula (sufijo instrumental y diminutivo).  Refiere a una planta herbácea perenne que pertenece en su clasificación taxonómica en la familia de las compuestas y a su vez al orden de los asterales, con hojas lanceoladas, flores circulares de color anaranjado, las flores se usan como antiespasmódico.

Camelia: Término derivado del apellido de Jan Jirí Kamel (1661-1706), misionero jesuita moravo. Refiere a la flor del camelio, arbusto de la familia de las teáceas, originario del Japón y de China, de hojas perennes, lustrosas y de un verde muy vivo y flores inodoras, de color blanco, rojo o rosa, y a veces jaspeada.

Campánula: Término proveniente del latín científico: campanula (campanita, aludiendo a la forma de sus flores). Es un género de plantas fanerógamas perteneciente a la familia Campanulaceae. Comprende 1566 especies descritas y de estas, solo 425 aceptadas.

Clavel: Término derivado del catalán: clavel (clavo de clavar y clavo de olor).  Este nombre está basado en una doble referencia: en primer lugar, por la semejanza entre la forma del clavo de clavar y la del clavo de especia. Sobre esta primera metáfora visual se construye la siguiente, esta vez por el olfato, por un  cierto parecido entre el olor del clavo de especia y el de la flor, y por eso se empezó a utilizar el nombre del uno para la otra. Refiere a la planta de la familia de las cariofiláceas, de 30 a 40 cm de altura, con tallos nudosos y delgados, hojas largas, estrechas, puntiagudas y de color gríseo; muchas flores terminales, con cáliz cilíndrico y cinco pétalos de color rojo subido y olor muy agradable.

Cardo: Término derivado del latín: cardus (con el mismo significado). Planta anual, de la familia de las compuestas, que alcanza un metro de altura, de hojas grandes y espinosas como las de la alcachofa, flores azules en cabezuela, y pencas que se comen crudas o cocidas.

Ceibo: Término de origen taíno que significa probablemente bote,  debido a que el tronco de este árbol era utilizado para construir. Árbol americano bombacáceo, de 15 a 30 m de altura, de tronco grueso, ramas rojizas, flores rojas tintóreas y frutos de 10 a 30 cm de longitud, que contienen seis semillas envueltas en una especie de algodón.

Es la flor nacional de Argentina desde 1942, y en 2008 se declaró el 22 de noviembre “Día nacional del ceibo”. También es la flor nacional de Uruguay.

Crisantemo: Término derivado del latín chrysanthĕmon, y este del griego: χρυσάνθεμον, chrysánthemon (flor de oro). Planta perenne de la familia de las compuestas, con tallos anuales, casi leñosos, de 60 a 80 cm de alto, hojas alternas, aovadas, con senos y hendiduras muy profundas, verdes por encima y blanquecinas por el envés, y flores abundantes, pedunculadas, solitarias, axilares y terminales, de colores variados, pero frecuentemente moradas.

5 – Etimología de dalia, delphinium,  dracocephalum y dombeya.

Dalia: Término derivado del apellido de Anders Dahl (1751-1787) botánico sueco.  Planta anual de la familia de las compuestas, con tallo herbáceo, ramoso, de hasta metro y medio de altura, hojas opuestas divididas en cinco o siete hojuelas ovaladas y con dientes en el margen, flores terminales o axilares de botón central amarillo y corola grande, circular, de muchos pétalos, dispuestos con suma regularidad y muy variada coloración; semillas cuadrangulares negras y raíz tuberculosa.

Delphinium: Término derivado del latín: delphinus y este del griego: δελφίς, delphís, a su vez de δελφύς, delphys (proveniente del vientre materno, cría del mar).  Esta nomenclatura se remonta al siglo I d.C,  y es utilizada por  el médico y botánico griego Pedanios. Puede que se considerara que su capullo se parecía en algo a un delfín. Planta perteneciente a la familia  Ranunculaceae. Se encuentra distribuida por Eurasia. Se caracteriza por ser una planta muy alta y bastante frondosa. Cuenta, por lo tanto, con muchas hojas y numerosas flores que están distribuidas a lo largo de un denso racimo.

Dracocephalum: Término derivado del neologismo latino: dracocephalum y este del griego δράκων,  drácon (dragón) y κεφαλή,  cephalé  (cabeza) con el significado de  cabeza de dragón. Planta perteneciente a la familia Lamiaceae, nativa de las regiones templadas del hemisferio norte. Comprende 200 especies descritas y de estas, solo 74 aceptadas.

Dombeya: Término derivado del apellido de Joseph Dombey (1742-1794), botánico francés. Planta que pertenece a la familia de las malváceas y a su vez al orden de los malvales originaria de Madagascar, extendida en África tropical y finalmente en Centroamérica, corresponde al género pentapetes.

6 – Etimología de eléboro, enebro, espliego, escabiosa y eupatorio.

Eléboro: Término derivado del latín: [h]ellebŏrum, y este del griego: ἑλλέβορος,  helléboros, con el significado de comida de venados o comida dañina. Género de plantas de la familia de las ranunculáceas.

Enebro: Término derivado del latín vulgar: iinipĕrus, y este del latín; iunipĕrus (con el mismo significado). Arbusto de la familia de las cupresáceas, de tres a cuatro metros de altura, con tronco ramoso, copa espesa, hojas lineales de tres en tres, rígidas, punzantes, blanquecinas por la cara superior y verdes por el margen y el envés, flores en amentos axilares, escamosas, de color pardo rojizo, y por frutos bayas elipsoidales o esféricas de cinco a siete milímetros de diámetro, de color negro azulado, con tres semillas casi ovaladas, pero angulosas en sus extremos. La madera es rojiza, fuerte y olorosa.

Espliego: Término derivado de una forma semiculta: espligo y este del latín: spicŭlum, diminutivo de spicum (dardo, punta, elemento punzante, también a algo que tiene esta forma como una espiguilla de flores). Mata de la familia de las labiadas, de 40 a 60 cm de altura, con tallos leñosos, hojas elípticas, casi lineales, enteras y algo vellosas, flores azules en espiga, de pedúnculo muy largo y delgado, y semilla elipsoidal de color gris. Toda la planta es muy aromática, y principalmente de las flores se extrae un aceite esencial muy usado en perfumería.

Escabiosa:  Término derivado del latín: scabiosa (áspera, rugosa). Planta herbácea, de tallo hueco y velloso, con flores azules, púrpuras o blancas en cabezuela semiesférica y semillas abundantes, que se utiliza para las enfermedades de la piel.

Eupatorio: Término derivado del latín: eupatorĭum, y este del griego: εὐπατόριον,  eupatórion (de padre noble), referido a Mitrídates el Grande, que era el rey del Ponto en el siglo I aC y a quien se le atribuye el primer uso medicinal de esta planta. Planta de la familia de las compuestas y a su vez del orden de los asterales, de raíz leñosa, tallo rojizo, hoja dentada y lanceolada y su hoja de color rosado claro, es usada en la medicina como laxante.

7 – Etimología de fresia, fritillaria, fumaria y flámula.

Fresia: Término derivado del apellido de  Friedrich Freese (1795-1876), médico alemán. Planta bulbosa de hasta 50 cm de altura, de hojas lanceoladas, y flores acampanadas muy perfumadas y dispuestas en espiga.

-Fritillaria: Término derivado del latín: fritillus (vaso de dados, cubilete, probablemente, se refiere al patrón a cuadros de las flores de muchas especies). Género de pequeñas plantas bulbosas de la familia de las liliáceas. Este amplio género se encuentra de forma silvestre en terrenos rocosos de colinas próximas al litoral mediterráneo.

Fumaria: Término derivado del latín: fumaria y este de fumus (humo),  posiblemente porque sus secreciones provocan lágrimas como el humo o por el olor de las raíces frescas. Hierba de la familia de las papaveráceas, con tallo tendido, hueco, ramoso y de 40 a 60 cm de largo, hojas de color verde amarillento, alternas, partidas en segmentos oblongos y puntiagudos, flores pequeñas en espiga, de color purpúreo y casi negras en el ápice, y frutos esferoidales en racimos poco apretados. El jugo de esta planta, que es de sabor amargo, es de uso medicinal.

Flámula: Término derivado del latín: flammula (llama pequeña, quizás en alusión al aspecto luminoso que presenta cuando está cubierta de flores). Planta perenne, trepadora, que utiliza las hojas para trepar, enroscando los peciólulos en las ramillas de los arbustos vecinos. Puede llegar a medir más de 5 m, aunque por lo común es mucho más pequeña. Semileñosa y perennifolia, aunque en los lugares más fríos puede llegar a quedar desnuda en invierno. Las hojas son bipinnatisectas, es decir, están divididas en dos órdenes de folíolos. Las flores son blancas, muy aromáticas, de unos 3 cm de diámetro, y se abren en verano. Se agrupan en cimas.

8 – Etimología de gardenia, genciana, geranio, gladiolo, glicinia y gypsophila.

Gardenia: Término derivado del apellido de A. Garden, 1730-1791, médico y botánico escocés a quien fue dedicada esta planta. Arbusto originario del Asia oriental, de la familia de las rubiáceas, con tallos espinosos de unos dos metros de altura, hojas lisas, grandes, ovaladas, agudas por ambos extremos y de color verde brillante, flores terminales, solitarias, de pétalos gruesos, blancas y olorosas, y fruto en baya de pulpa amarillenta.

Genciana: Término derivado del latín: gentiana y este del nombre Gentius, rey de Iliria (noroeste de la península balcánica),  quien indagó los principios activos de la planta. Planta vivaz de la familia de las gencianáceas, con tallo sencillo, erguido, fistuloso, de un metro aproximadamente de altura. Tiene hojas grandes elípticas, enteras, lustrosas, con cinco o siete nervios longitudinales, pecioladas las inferiores y abrazadoras las de encima, flores amarillas, que forman hacecillos en el ápice del tallo y en las axilas, fruto capsular, ovoideo, con muchas semillas, y raíz gruesa, carnosa, de color amarillo rojizo, de olor fuerte y sabor muy amargo. Se emplea en medicina como tónica y febrífuga.

Geranio: Término derivado del latín: geranĭon, y este del griego: γεράνιον,  geránion, formado a partir de γεράνος  que significa grulla, porque el fruto de la planta se parece al pico de una grulla.  Planta de la familia de las geraniáceas, con tallos herbáceos de 20 a 40 cm de altura y ramosos, hojas opuestas, pecioladas y de borde ondeado, flores en umbela apretada, y frutos capsulares, alargados, unidos de cinco en cinco, cada uno con su semilla.

Gladiolo: Término derivado del latín: gladiŏlus/a (espada pequeña), diminutivo de gladius  (espada). Planta de la familia de las iridáceas, de 40 a 60 cm de altura, con hojas radicales, enterísimas, en forma de estoque, y flores en espiga terminal, rojas, de corola partida por el borde en seis lacinias desiguales, que es espontánea en terrenos húmedos y se cultiva en los jardines.

Glicinia: Término derivado de  del latín científico: glycina y este del griego:  γλυκύς, glykýs (dulce). mas el sufijo -ina, (utilizado para dar nombre a muchas sustancias) con sentido de sustancia azucarada. Planta papilionácea, de origen chino, que puede alcanzar gran tamaño y produce racimos de flores perfumadas de color azulado o malva, o, con menos frecuencia, blanco o rosa pálido.

Gypsophila: Término derivado del latín: gypsum (yeso) debido a que muchas especies de este género se encuentran en suelos ricos en calcio, incluyendo el yeso. Plantas de la familia Caryophyllaceae, nativo de Europa, Asia, norte de África y México. , que le da nombre al género. Comprende 335 especies descritas y de estas, solo 151 aceptadas

9 – Etimología de helenio, heliotropo, hibisco, hiedra, hipérico, hisopo y hortensia.

Helenio: Término derivado del latín: helenĭum, y este del griego: ἑλένιον, helénion (relativo a Helena de Troya, de cuyas lágrimas derramadas se consideraba que brotó esta planta). Planta  de la familia de las compuestas, con tallo velludo de 80 a 120 cm de altura, hojas radicales muy grandes, pecioladas, oblongas y perfoliadas, jugosas, desigualmente dentadas y muy vellosas por el envés las superiores, flores amarillas en cabezuelas terminales, de corola prolongada por un lado a manera de lengüeta, fruto capsular casi cilíndrico, y raíz amarga y aromática, de uso medicinal.

Heliotropo: Término derivado del griego: ἡλιότροπος,  hēliótropos ( de Helios que significa en griego “sol”, y tropein que significa “volver” y se refiere al movimiento de la planta mirando al sol). Planta de la familia de las borragináceas, con tallo leñoso y de ramas abundantes de 50 a 80 cm de altura, velludas y pobladas de hojas persistentes, alternas, aovadas, rugosas y sostenidas en pecíolos muy cortos, flores pequeñas azuladas, en espigas y vueltas todas al mismo lado, y fruto compuesto de cuatro aquenios contenidos en el fondo del cáliz.

Hibisco: Término derivado del latín: hibiscum y este a su vez del griego ἰβίσκος, hibiskos (malva) descripta por el botánico griego Dioscórides. Planta de la familia de las malváceas, muy apreciada por su valor ornamental y por sus grandes flores, generalmente rojas, aunque existen numerosas variedades de diversos colores, y que se cultiva en los países cálidos.

Hiedra: Término derivado del latín hedĕra, con el mismo significado. Planta trepadora, siempre verde, de la familia de las araliáceas, con tronco y ramos sarmentosos, de los que brotan raíces adventicias que se agarran fuertemente a los cuerpos inmediatos, hojas coriáceas, verdinegras, lustrosas, persistentes, pecioladas, partidas en cinco lóbulos, enteras y en forma de corazón las de los ramos superiores, flores de color amarillo verdoso, en umbelas, y fruto en bayas negruzcas del tamaño de un guisante. Aunque no es una parásita verdadera, daña y aun ahoga con su espeso follaje a los árboles por los que trepa.

Hipérico: Del lat. hyperĭcum, y este del griego:  ὑπερικόν,  hyperikón (compuesto de ὑπ- “debajo” y ἐρείκη “Erica arborea” o “brezo blanco”​ y por tanto significa “brezo bajo”).Planta herbácea medicinal de la familia de las gutíferas, con tallo de 60 a 80 cm de altura, ramoso en la parte superior, hojas pequeñas, elípticas, llenas de glandulitas traslúcidas y puntos negros, flores amarillas en manojos y frutos capsulares acorazonados y resinosos.

Hisopo: Término derivado del latín: hyssōpus, este del griego: ὕσσωπος,  hýssōpos, y este probablemente del hebreo: ´ēzōb, con el mismo significado. Mata muy olorosa de la familia de las labiadas, con tallos leñosos de 40 a 50 cm de altura, derechos y poblados de hojas lanceoladas, lineales, pequeñas, enteras, glandulosas y a veces con vello corto en las dos caras; flores azules o blanquecinas, en espiga terminal, y fruto de nuececillas casi lisas. Es planta muy común, que ha tenido alguna aplicación en medicina y perfumería.

Además, refiere al utensilio que se emplea en las iglesias para dar o esparcir agua bendita, consistente en un mango de madera o metal, con frecuencia de plata, que lleva en su extremo un manojo de cerdas o una bola metálica hueca y agujereada; manojo de ramas pequeñas que se usa para esparcir agua bendita, como lo autoriza o manda la liturgia en algunas bendiciones solemnes.

Hortensia: Término derivado del latín científico: hortensia, (relacionado con hortus, (jardín, huerto) y este del francés: Hortense, nombre de la dama Nicole  Lepaute, (llamada Hortense) a quien dedicó esta flor el naturalista francés Philibert Commerson, (1727-1773).  Arbusto exótico de la familia de las saxifragáceas, con tallos ramosos de un metro de altura aproximadamente, hojas elípticas, agudas, opuestas, de color verde brillante, y flores hermosas, en corimbos terminales, con corola rosa o azulada, que va poco a poco perdiendo color hasta quedar casi blanca. Es planta originaria del Japón.

10 – Etimología de ibirá pita, impatiens, iris e ilusión.

Ibirá pita: Término derivado del guaraní: ybyrapytâ o ybyrá pytâ guazú, de ybyrá (árbol o madera), pytâ (roja), y guazú (grande),  en conjunto sería: gran árbol de madera rojiza. Árbol de la familia Fabaceae, subfamilia Caesalpinioideae, inerme, de follaje caedizo, fuste más o menos recto, y notable floración estival amarilla. Alcanza un altura de 20 a 40 m.

Impatiens: Término derivado del latín: impatiens (impaciente), debido a que al tocarse las vainas de semillas maduras,  estas explotan, esparciéndolas a varios metros. Son hierbas erectas del género de alrededor de 900-1000 especies de la familia Balsaminaceae ampliamente distribuido geográficamente, con tallos suculentos y algo ramificados, hojas por lo general angostamente elípticas a ovadas, glabras, cerosas en el haz y flores anaranjadas, rojas, rosadas o moradas.

Iris: Término derivado del latín: Iris, y este del griego: ἶρις,  îris (la de hermosos colores), nombre de la diosa del arcoíris,  encargada de transmitir los mensajes de los dioses a la humanidad; Linneo, al observar el amplio colorido de las flores de esta especie, nombró al género con el nombre de la diosa griega. Pertenece a la familia de las Iridáceas, cuyas flores realmente deslumbran a la vista de cualquiera por las tonalidades que alcanzan. Es una planta perenne, sus flores poseen tres pétalos externos y tres internos que cubren la zona fértil, tienen gran tamaño y buena fragancia.

Ilusión: Término derivado del latín: illusio, -nis (engaño), a su vez de illusus,  participio del verbo illudere (burlarse de, mofarse de). Planta de la familia de las Caryophyllaceae, anual, de 5–15 cm con tallo abundantemente ramificado desde la base, glabro a casi glabro, de color verde azulado y flores de corola regular (actinomorfa), de color rosado delicado, de aproximadamente 0,5-1 cm  de ancho; 5 pétalos, enteros, con nervaduras oscuras.

11 – Etimología de jacarandá, jacinto,  jazmín, jara y  junquillo.

Jacarandá: Término derivado del guaraní: yacarandá y este de hakuã (que tiene perfume) y renda (lugar, sitio), o sea: fragante, en relación con su perfume. Árbol ornamental americano de la familia de las bignoniáceas, de gran porte, con follaje caedizo y flores tubulares de color azul violáceo.

Jacinto: Término derivado del latín: hyacinthus, y este del griego: ὑάκινθος,  hyákinthos ( de origen oscuro, refiere al color violáceo, por eso designaba a la flor y también a una especie de amatista). Planta anual de la familia de las liliáceas, con hojas radicales, enhiestas, largas, angostas, acanaladas, lustrosas y crasas; flores olorosas, blancas, azules, róseas o amarillentas, en espiga sobre un escapo central fofo y cilíndrico, y fruto capsular con tres divisiones y varias semillas negras, casi redondas.

Jazmín: Término derivado del árabe hispánico: yas[a]mín y este del árabe clásico: yāsamīn, y a su vez del pelvi: yāsaman (regalo de Dios). Arbusto de la familia de las oleáceas, con tallos verdes, delgados, flexibles, algo trepadores y de cuatro a seis metros de longitud, hojas alternas y compuestas de hojuelas estrechas, en número impar, duras, enteras y lanceoladas, flores en el extremo de los tallos, pedunculadas, blancas, olorosas, de cinco pétalos soldados por la parte inferior a manera de embudo, y fruto en baya negra y esférica.

Jara: Término derivado del árabe hispánico: šá‘ra, y este del árabe clásico: ša‘rā’ (tierra llena de vegetación). Arbusto siempre verde, de la familia de las cistáceas, con ramas de color pardo rojizo, de uno a dos metros de altura, hojas muy viscosas, opuestas, sentadas, estrechas, lanceoladas, de haz lampiña de color verde oscuro, y envés velloso, algo blanquecino; flores grandes, pedunculadas, de corola blanca, frecuentemente con una mancha rojiza en la base de cada uno de los cinco pétalos, y fruto capsular, globoso, con diez divisiones, donde están las semillas.

Junquillo: Término diminutivo de junco y este del latín: iuncus (junco, vara). Planta de jardinería, especie de narciso de flores amarillas muy olorosas, cuyo tallo es liso y parecido al junco. *La  mayoría de las definiciones han sido tom